BTOMAIL Blog

Btomail Blog

Email a puerta fría | LECCIÓN 2: Regla de oro y anatomía

Email a puerta fría lección 2 La regla de oro y la anatomía del correo electrónico

En esta lección descubrimos cuál es la regla de oro para escribir un email a puerta fría y cuáles son los 5 elementos fundamentales en la estructura de un email a puerta fría.

En la primera lección exploramos las etapas preliminares de la redacción de un correo electrónico a puerta fría: perspectiva, investigación y sector.

El primer aspecto importante que queremos compartir como punto de partida de esta segunda lección, puede parecer en un principio banal, pero por ese mismo motivo, se corre el riesgo de que se dé por sentado y no reciba la debida atención.

La regla de oro: eres un ser humano que escribe a seres humanos.

Ser respetuoso y profesional no significa utilizar un lenguaje refinado o robótico. De hecho, el consejo es mantener un tono informal.

Esto es muy importante para aprovechar al máximo una base de datos para email marketing, y así atraer la atención de la mejor manera.

Intenta imaginar cómo te dirigirías a tu interlocutor si lo tuvieras en frente a ti, en la vida real.

Ciertamente no lo tratarías de «usted».

Incluso si quien está enfrente de ti es un profesor distinguido, un director ejecutivo poderoso o un político honorable, cuya presencia puede intimidarte, no causaría una buena impresión, ni sería más probable que llames la atención si dices o escribes oraciones como:

“Me tomo la libertad de dirigirme a usted con gran admiración, habiendo leído su último artículo, pidiéndole amable y cortésmente que me permita informarle de lo que he escrito sobre el mismo tema que usted ha tratado”.

Es indudablemente amable y educado, pero redundante, anticuado y te arriesgas a que sea un halago molesto.

Por lo tanto, una regla de oro que no debes olvidar nunca: las personas son personas.

Y aquí está nuestro correo electrónico a puerta fría.

Cuando hablamos de la anatomía de un email a puerta fría, nos referimos a 5 elementos que no pueden faltar en su estructura.

Obviamente no existe una fórmula mágica única, una receta siempre ganadora; pero hay un aspecto sencillo y válido, en el cual inspirarse y modelar el mensaje, para que puedas tener la mayor posibilidad del éxito.

El asunto y el remitente

Partimos de dos supuestos cruciales, que profundizaremos con más detalle en las próximas lecciones:

  1. El asunto del correo – Más del 35% de las personas abren un correo electrónico en función del asunto, así que presta mucha atención a su redacción. Ten en cuenta que el asunto es todo lo que el destinatario puede ver de tu correo electrónico antes de abrirlo;
  2. La información sobre el remitente – Aquí nos referimos a la dirección desde la que envías el correo electrónico y el nombre del remitente. En otras palabras, lo escrito en el campo «De». Este campo también puede marcar la diferencia en la tasa de apertura de tus correos electrónicos.

¿Escribirás tu nombre completo? ¿Tu nombre y razón social?

Recuerda que debes elegir una dirección confiable. Volveremos sobre este tema en el capítulo sobre capacidad de entrega.

Supongamos que a tu cliente potencial le gustó el asunto de tu correo electrónico y confió en tu nombre, y por tanto, que lo haya abierto.

¿Qué encontrará en el cuerpo del correo electrónico?

Ahora te pido que tengas mucho cuidado, este paso es muy importante porque te daré …

Los 5 elementos esenciales de un email a puerta fría

  1. Capta la atención: el inicio debe ser impactante, debes escribir inmediatamente algo que llame la atención y anticipe lo que dirás a continuación;
  2. Explica por qué te has puesto en contacto: sé claro y transparente de inmediato. Explica por qué has decidido escribirles. ¡Ve al grano!;
  3. Ventaja: el destinatario debe comprender de inmediato que podría beneficiarse de la lectura de tu correo electrónico. Si el destinatario no percibe ningún beneficio que pueda recibir al leer o al responder el correo, lo abandonará rápidamente;
  4. Credenciales: el destinatario probablemente no te conozca: entonces, ¿por qué debería confiar en ti? Ofréceles una razón convincente;
  5. Hacia la acción: lograste que el correo electrónico sea abierto, que lo leyeran, ahora debes inducir a tu cliente potencial a actuar.

Hasta aquí hemos expuesto los 5 elementos fundamentales.

Para que tu email a puerta fría sea exitoso deberá tener: un asunto cautivador y siete u ocho oraciones de contenido.

En la próxima lección, te proporcionaremos todos los trucos para escribir un excelente asunto de correo electrónico y te explicaremos cómo llamar la atención de tu interlocutor.

Imagen por defecto
Simone Lanza

Fundador de BTOMAIL y BTOLEAD